jueves, 25 de agosto de 2016

La OMS recibió 90 millones de dólares en donaciones de grandes farmacéuticas

Así fue la financiación de la Organización Mundial de la Salud en 2015


En la lista de donantes de la OMS también figuran la Generalitat catalana, el Servicio Madrileño de Salud, la Fundación IKEA o la Fundación de la petrolera Shell



donaciones1En este gráfico puedes consultar las donaciones económicas que recibió la OMS de la industria farmacéutica (las donanciones en especie no están incluídas)

Javier Bañuelos, Cadena SER, 25 de agosto de 2016
Desde hace años la Organización Mundial de la Salud (OMS), en un esfuerzo por mejorar su transparencia,  difunde cuál es su fuente de financiación. Esta información es accesible y pública, y aquí la Cadena SER ofrece un análisis de los datos aportados por la agencia de la ONU para la salud.
¿Cómo se financia la OMS?: La OMS recibió 90 millones de dólares en donaciones de grandes farmacéuticas
Desde su origen, los 194 estados que pertenecen a la OMS aportan una cuota fija - que se calcula en base al nivel de riqueza y su población-, el problema es que esa aportación obligatoria "se ha reducido desde hace varios años", según admiten a la SER fuentes de la OMS. De hecho, esa vía representa ya "menos de una cuarta parte de la financiación total de la Organización Mundial de la Salud".
El resto de la financiación es voluntaria. En los últimos tres años, la Organización Mundial de la Salud ha recibido casi 6.000 millones de dólares a través de 'contribuciones voluntarias' - esa fuente de financiación representa más del 75% de todo el presupuesto de la OMS-.
Se trata de donaciones que han llegado, principalmente, a través de los diferentes países de todo el mundo.  Pero no son los únicos donantes. Según los datos oficiales de la OMS, entre las donaciones voluntarias también se encuentran fundaciones filantrópicas y algunos de los gigantes de la industria farmacéutica.
En 2015, los laboratorios dieron, al menos, 30.966.248 dólares a la OMS en concepto de 'contribuciones voluntarias especificadas' (los donantes son quienes autorizan qué programas concretos pueden ser financiados con su dinero). El ranking de esas donaciones de las farmacéuticas lo encabeza GSK, dio 7.769.202 dólares, le siguen Novartis con 6.992.742 dólares y Sanofi, que aportó 6.158.152 dólares, pero no solo se cuelan las grandes multinacionales, también otras compañías más desconocidas como Labiofam, el laboratorio más importante de Cuba (Descarga aquí el listado completo de las compañías farmacéuticas).
En este documento también se publican las contribuciones "en especie" que la OMS ha recibido a manos de la industria farmacéutica, principalmente, medicamentos. Durante 2015, la Organización Mundial de la Salud recibió de estas compañías material valorado en 60.701.307 dólares. Los laboratorios que más aportaron fueron, una vez más GSK con más de 22 millones y Merck con 15 millones (Descarga aquí la aportación del resto de las farmacéuticas).

"Han privatizado la OMS, la financiación privada condiciona sus decisiones"

Estas aportaciones no están exentas de polémica. Hay voces que consideran que "la financiación privada condiciona las decisiones de la OMS", según denuncia en la SER el exdirector del Programa Mundial de Medicamentos de la Organización Mundial de la Salud, Germán Velásquez. En una entrevista (que puedes escuchar íntegramente aquí), este doctor que trabajó más de 20 años en esta agencia de la ONU, lamenta que la Organización Mundial de la Salud "funciona en favor de intereses privados" porque "ha sufrido un proceso de privatización".
Desde la Organización Mundial de la Salud niegan a la SER que esto sea así, "las prioridades y los objetivos de la salud de la OMS los fijan los Estados Miembros (a través del Consejo de Administración y la Asamblea Mundial), ellos son quienes tienen la última palabra sobre los programas de salud, y no los donantes privados”, desde la OMS también aseguran que la escasa financiación obligatoria de los países “ayudan a reducir la dependencia de un grupo exiguo de donantes”.

¿Qué lleva a una compañía a ser tan altruista?

La respuesta está en la "responsabilidad social corporativa", según nos han reconocido algunas de estas compañías farmacéuticas. La SER ha consultado a la OMS sobre estas donaciones privadas. Su respuesta es que “en el caso de GSK, Novartis y MedImmune” esas aportaciones fueron “principalmente para dar respuesta a la pandemia por gripe”, y en el caso de Merck “la contribución fue para la salud sexual y reproductiva”. En cuanto a las “contribuciones en especie” fueron principalmente para los "medicamentos huérfanos" que se utiliza para combatir las enfermedades tropicales desatendidas.
La SER también ha consultado la versión de las propias compañías donantes:
GSK
“Las contribuciones voluntarias (7,8 millones de dólares) incluyen distintos proyectos como el apoyo al programa Marco de Preparación frente a Pandemia de Gripe y a los programas de la OMS de control de enfermedades causadas por parásitos intestinales (helmintiasis transmitidas por el suelo, STH por sus siglas en inglés) y de eliminación de la filariasis linfática (LF por sus siglas en inglés). El año pasado las contribuciones en especie (22,7 millones de dólares) hacen referencia a estas donaciones de albendazol para las dos patologías mencionadas (STH y LF)”.
Sanofi
La donación que Sanofi hizo a la OMS también corresponde a la “preparación para la pandemia de gripe”, según han explicado a la SER, es la OMS “quien solicita [una aportación] a todas las compañías farmacéuticas productoras de vacunas contra la gripe”
Novartis
Desde Novartis explican a la SER que “colaboran con la OMS en diversos proyectos”, entre los que destacan dos, “la lucha contra la lepra” y “la malaria”. En el caso de la lepra, esta compañía firmó un acuerdo “de cinco años incluye tratamientos valor de más de 40 millones de dólares y hasta 2,5 millones de dólares para apoyar la OMS en el manejo de la donación y la logística”.
Ikea
En el caso de Ikea, desde la compañía sueca han explicado a la SER que “la Fundación IKEA hizo una donación para apoyar su campaña de sensibilización mundial sobre seguridad de las inyecciones y para la transición al uso exclusivo de jeringas 'inteligentes' para el año 2020”
Generalitat de Cataluña
Desde el Departament de Salut de la Generalitat han explicado a la SER que “el 100% de la aportación” que hicieron fue para “financiar la oficina que la OMS tiene en Barcelona”.
Si es cierto, que la OMS admite a la SER que las cuotas fijas que los países pagan a la Organización Mundial de la Salud se ha reducido en los últimos años, de ahí que hayan tenido que "buscar el equilibrio" a través de las donaciones voluntarias.

¿Quién más donó a la OMS?

donaciones2

 

Por encima de todos los donantes privados destaca uno, prácticamente nadie le supera, sus cifras son inalcanzables, es la fundación Bill & Melinda Gates, la organización del creador de Microsoft fue la entidad privada que más aportó a la OMS en 2015, desembolsó 185 millones de dólares. Para que nos hagamos una idea de la magnitud de esa contribución, esta fundación donó 95 veces más que España (nuestro país dio 1.995.615 dólares en 2015, frente a los 4’9 millones de 2014, 2’4 millones en 2013 y 2’7 millones en 2012).
.
donaciones3

En la lista pública que facilita la Organización Mundial de la Salud también se cuelan otros donantes reconocibles, como la Fundación Ikea que contribuyó con 5’5 millones, el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) con 187.000 dólares o la Generalitat catalana que aportó 1’7 millones – casi la misma cantidad que España-. También aparece la fundación de la petrolera Shell con 252.000 dólares o los 50.000 dólares que dio la compañía Procter & Gamble, que representa a empresas como Pantene, H&S, Max Factor o Fairy, entre otros (Aquí puedes consultar la aportación de cada uno de estas compañías).


De los 1.838 millones de dólares que recibió la OMS en 2015, la mayoría proceden de los Gobiernos de los diferentes países del mundo, entre todos ellos aportaron 1.020 millones. A la cabeza está Estados Unidos con 305 millones, seguido de Reino Unido (más Irlanda del Norte) con 195 millones y Nigeria, que contribuyó con 67 millones.Otros países, como Brasil, destacan por su repentina aportación, el Gobierno brasileño disparó su aportación a la OMS por culpa del Zika, pasó de dar 10.000 dólares en 2012 a donar más de 7 millones entre 201y 2015. Según ha explicado a la SER desde la Organización Mundial de la Salud, “el 97,5% de esa contribución se utilizó para dar respuesta a la crisis [por Zika]”, y el “1,5% fue para el acceso a los medicamentos” (Consulta aquí la lista completa de los países que más donan).


original
en http://cadenaser.com/ser/2016/06/13/sociedad/1465814899_603885.html

Entrevista a Germán Velásquez : "Han privatizado la OMS, la financiación privada condiciona sus decisiones"

El exdirector del Programa Mundial de Medicamentos de la OMS, Germán Velásquez lamenta en la SER que la Organización Mundial de la Salud funciona en favor de intereses privados

Germán Velásquez, exdirector del Programa Mundial de Medicamentos de la OMS
Germán Velásquez, exdirector del Programa Mundial de Medicamentos de la OMS / Agencias

Javier Bañuelos , Cadena SER, 25 de agosto de 2016

Escucha la entrevista completa, aquí:

 

El doctor Germán Velásquez desembarcó en la OMS en el año 1989, su experiencia como economista le llevó a crear la Unidad de Economía de la Salud y Financiación de los Medicamentos de la Organización Mundial de la Salud. Desde entonces llegó a ser Director del Secretariado de la OMS para la Salud Pública, la Innovación y la Propiedad Intelectual. Su paso por esta agencia de la ONU no fue efímero, estuvo más de 20 años y durante ese tiempo se hizo notar, entre otras cosas porque Germán Velásquez impulsó una incansable batalla por el acceso pleno a los medicamentos a nivel mundial.


Esa lucha fue la que le llevó a realizar una investigación sobre el impacto de la Globalización en el acceso a los medicamentos, un estudio que se conoce como el ‘Libro Rojo de la OMS’. Ese trabajo “enfureció a la industria farmacéutica y también a algunos países, como Estados Unidos”, explica a la SER German Velásquez. De hecho, la ONU tuvo que protegerle tras sufrir varias agresiones y amenazas de muerte. Todavía hoy no quiere hablar del asunto, ni de quién estuvo detrás, aunque no tiene ninguna duda de que a determinados sectores les incomodaba la filosofía de aquel documento, que desmontaba la utilidad de las patentes de los medicamentos y el daño que provocaban en el acceso a los medicamentos esenciales.
Usted ha sido entre otras cosas, nada menos que el director del Programa Mundial de Medicamentos de la OMS, ahora, desde fuera, ¿cómo definiría el rol que está jugando la OMS en la defensa de la salud mundial?
“Ha sido la Agencia de referencia durante casi 70 años, la OMS ha jugado un papel muy importante en la definición de políticas mundiales, hasta muy recientemente. Pero la OMS, desafortunadamente, está en un proceso acelerado de privatización. Está entrando en una situación de conflictos, está dejando de tener el rol que jugó siempre, y para el cual fue fundada, el árbitro mundial de la salud pública”
¿Qué entiende por proceso de privatización, con qué intereses y con qué objetivos?
“El problema de las donaciones voluntarias es que el donante decide para qué va [su dinero], de manera que se escapa de las deliberaciones y de la formulación de prioridades que fijan todos los países a nivel mundial. Para que lo entendamos, más del 80% del presupuesto de la OMS son contribuciones privadas o públicas, pero voluntarias, que se concentran en los diferentes países, en la Fundación Bill Gates y en la industria farmacéutica”
Según los propios datos de financiación de la OMS, esta organización ha recibido 90 millones de dólares en donaciones de las grandes farmacéuticas, ¿estas donaciones condicionan la independencia de la OMS a la hora de tomar decisiones?
“Absolutamente. Un ejemplo, el 90% del Programa de Medicamentos (que dirigó Germán Velásquez) ahora está  financiado por la Fundación Bill & Melinda Gates, están dando el dinero solo para los asuntos que le interesa a Bill Gates, de tal manera, que el programa solo se centra en los proyectos para los que tiene dinero, el resto se queda sobre el papel. Por ejemplo, ya no se trabaja nada sobre el programa de uso racional de los medicamentos”
Hay quienes piensan que el problema de estas contribuciones millonarias de la industria farmacéutica es que la OMS puede adoptar decisiones de salud pública que pueden acabar beneficiando a estas mismas compañías, ¿esto es una especulación? o ¿es una teoría cierta?
“Es una teoría que es totalmente cierta, ha sucedido, y está sucediendo. Cuando un donante da dinero, por ejemplo, la industria farmacéutica, estos representantes solicitan estar presente en los comités de expertos de los diferentes programas [de la OMS]. Hay un conflicto de intereses grave. Sucedió con la epidemia H1N1, los posibles fabricantes de vacunas y de medicamentos, como el Tamiflú, estaban sentados en el comité que estaba decidiendo si se lanzaba una epidemia o no, evidentemente, [las farmacéuticas] empujaron a que se lanzara la epidemia y se diera una alarma global porque iban a tener un mercado impresionante”.

original

miércoles, 24 de agosto de 2016

Cruzada Internacional contra Monsanto en la Corte Suprema de Justicia en la Argentina

 
Naturaleza de Derechos. 24 de agosto de 2016 (en http://observadorpatentesur.blogspot.com.ar)
 
 


  El 25 de Agosto de 2016, mas de 50 organizaciones, personas y referentes socioambientales de la Argentina y del mundo se presentan ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en el juicio que la empresa Monsanto, cuya especialidad es la producción de agrotóxicos y transgénicos reclama la patente por las plantas genéticamente modificadas.
El objetivo es que el máximo tribunal de la Argentina permita en el proceso judicial una instancia de Amigos del Tribunal y formular un testimonio intergeneracional en los propios estrados judiciales contra la empresa extractivista y contaminante Monsanto: La Vida no se Patenta. 

La instancia de Amigos Tribunal conocida como Amicus Curiae, permite que personas y organizaciones especialistas en la temática que se aborda en el proceso judicial, en el cual no son parte, puedan emitir una opinión, colaborar, informar e ilustrar voluntariamente al tribunal de justicia.
En el año 1996 Monsanto reclamó ante el INPI (Instituto Nacional de la Propiedad Industrial - organismo encargado de la protección de los derechos de propiedad industrial) la patente de una molécula de ADN recombinante de doble cadena y las células vegetales con el inserto de la molécula que contiene el trasgen. El organismo estatal le denegó la patente lo que motivó que la Multinacional fuera la justicia federal. En primera instancia Monsanto obtuvo una sentencia favorable. Pero en el mes de Noviembre de 2015, la Cámara Federal Civil y Comercial revocó la sentencia de primera instancia y rechazó la demanda de Monsanto . Ante ello Monsanto recurrió en queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que ahora tiene en estudio el caso judicial.
La Cámara fue contundente en el rechazo, señalando que la molécula de ADN recombinante, las células vegetales transformadas por ella y las plantas generadas a partir de estas últimas incluidas en la solicitud, es materia no incluida en el amparo que brinda el sistema de patentes, por no cumplir las previsiones establecidas en la ley. El tribunal consideró que cualquier aporte técnico que se realice en el campo de la biotecnología y que tenga aplicación industrial no necesariamente es patentable, ya que la mera innovación no es equiparable a la inventiva, pues se nos presenta solo una una modificación de la materia ya existente en la naturaleza que no constituye creación humana alguna, requisito esencial para la procedencia del patentamiento previsto en la legislación. 
 
El caso judicial en la Corte Suprema, adquiere relevancia dado el momento actual que se vive en Argentina donde tanto Monsanto como las multinacionales agro biotecnológicas han emprendido una envestida por la apropiación de la naturaleza con el reclamo de patentes sobre las semillas, además de la restricción irrazonable del uso propio, mediante la modificación de la ley de semillas, que el Congreso Nacional se apresta a tratar. 
 
En este contexto es necesario que el máximo Tribunal de modo urgente confirme la sentencia que no hace lugar al acto de biopirateria de Monsanto que con la insercción de uno o dos genes pretende apropiarse de toda una planta que se compone, como es en el caso de la Soja, de 46.430 genes.
Con el fin de cumplir ese objetivo, se reclama a la Corte que someta el entuerto procesal a una instancia de Amigos del Tribunal dado que se cumplen con los requisitos para su procedencia, y que muchos de los peticionantes puedan ser escuchados por el Máximo Tribunal ya sea por presentación escrita o en una audiencia publica. 
 
FUNDAMENTOS DEL AMICUS ANTE LA CORTE SUPREMA DEL PORQUE DECIRLE NO A LA PRETENSIÓN DE MONSANTO DE RECLAMAR PATENTES SOBRE PLANTAS GM:
El otorgamiento de patentes sobre moléculas de ADN -que son fragmentos de genes-, como advierte Carlos Correa de la Universidad de Buenos Aires, “amplía el ámbito de protección a todas las plantas que incluyan una célula con el gen en cuestión”, por lo tanto, la patente que aquí se reclama exige repensar la razonabilidad de concebir al material vivo de la naturaleza como propiedad privada plausible de ser patentada y de tener dueño. En efecto, cada patente sobre un material genético renovado implica el reconocimiento de una suerte de monopolio sobre una parte de la naturaleza en detrimento de la biodiversidad, que fue declarada como un “objetivo de toda la humanidad” en el ámbito de las Naciones Unidas.
La propiedad intelectual sobre materia viva solo apunta a fortalecer los incentivos para el desarrollo comercial de variedades de plantas que tengan el máximo potencial mercantil y que exigen agroquímicos asociados al modelo de producción industrial de OVGM. De esta manera, se sustituyen paulatinamente variedades vegetales generadas ancestralmente por campesinos y comunidades indígenas que poseen una alta diversidad genética y capacidad de resiliencia frente al cambio climático, por aquellas producidas por el sector privado oligopólico de compañías transnacionales con un alto grado de uniformidad y vulnerabilidad, erosionándose la base misma de la diversidad agrícola y transgrediendo el principio de no regresión ambiental.
El uso de las patentes para proteger las innovaciones en materia viva vulnera el derecho de los agricultores a la libre producción, reserva, circulación e intercambio de semillas, en virtud del cual se ha desarrollado la agricultura a lo largo de los siglos. En efecto, la semilla como ser vivo y base de toda alimentación, es el primer eslabón de nuestra cadena alimentaria, y por lo tanto, otorgar a Monsanto dicha patente, implicaría avanzar en el camino de la privatización de la totalidad del proceso productivo de alimentos, es decir: sobre nuestra soberanía alimentaria.
Se encuentra en juego la salud pública, ya que la modificación del genoma por ingeniería genética, depende de la perturbación, anulación y secuestro del proceso natural, siendo por ello incontrolable, impredecible y muy probablemente insegura, afectando tanto al individuo como su herencia epigenética intergeneracional, y por tanto, a la equidad en lo referente a las obligaciones de cada generación para servir como un depositario o administrador del planeta y las generaciones futuras que lo habiten. Científicos independientes de distintos países han reportado que la ingesta de OGM causa daños, sin importar cuál sea la especie animal, cultivo transgénico, genes o construcción transgénica involucrados, comprometiendo distintos órganos, muerte prematura, defectos congénitos, infertilidad, enfermedades crónicas no transmisibles, tumores y cánceres, a pesar de lo cual, las evaluaciones de riesgos tanto a nivel mundial como a nivel local, continúan realizándose con protocolos basados en bibliografía reportada por partes interesadas, y absolutamente inadecuados para demostrar su seguridad e inocuidad al consumidor.
La concesión de este tipo de patentes atenta directamente contra el derecho humano a la alimentación adecuada, reconocido en numerosos instrumentos de derechos humanos con jerarquía constitucional (art. 75, inciso 22 de la C.N.), y cuyos grupos más vulnerables son los pequeños agricultores, campesinos y comunidades originarias. Ello por un lado, porque el titular de un derecho de propiedad industrial cobra un precio por el producto protegido que solo depende de lo que el mercado esté dispuesto a pagar. Así, el aumento del precio de las semillas y otros insumos agrícolas encarece toda la cadena productiva de alimentos perjudicando el acceso a los mismos por parte de la comunidad. Por otro lado, estudios independientes prueban la declinación de la calidad nutricional de las variedades mejoradas en relación inversa a los aumentos de rendimiento obtenidos, privando a la comunidad del acceso a una alimentación adecuada. En efecto, todo régimen de propiedad intelectual que haga más difícil que un Estado pueda cumplir con sus obligaciones en materia de derechos humanos ES INCONSISTENTE. 
 
Por tales motivos expuestos, creemos que en el debate sobre el régimen legal aplicable a la pretensión de Monsanto, subyacen intereses de trascendencia colectiva -como lo son el libre acceso a las semillas, la disponibilidad de alimentos adecuados, la preservación de la biodiversidad biológica, la salud pública, la seguridad y soberanía alimentaria, entre otros- por lo que su resolución puede impactar en los derechos de los pequeños agricultores, comunidades indígenas y campesinos, e indirectamente, sobre todos los consumidores, en especial los carenciados, niños, embarazadas y personas con patologías determinadas y adultos mayores, además de nuestro ambiente y las generaciones futuras. En definitiva, Excma. Corte, lo que se encuentra comprometido aquí es el Bien Común, pilar preambular de nuestra Constitución Nacional que determina el obrar del estado, lo que nos da fundamentos suficientes para peticionar.
- Ver los firmantes del pedido de Amicus ante la Corte Suprema: Aquí
 
original http://observadorpatentesur.blogspot.com.ar/2016/08/cruzada-internacional-contra-monsanto.html 

martes, 23 de agosto de 2016

Argentina: Proyecto de Ley de Agencia de Evaluación de Tecnologías de Salud en el Senado



Ministerio de Salud, 23 de Agosto de 2016 


 


El ministro de Salud de la Nación, expuso hoy ante integrantes de la Comisión de Salud del Senado de la Nación los principales ejes y fines del proyecto de ley para la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (AGNET) para estudiar los medicamentos y sus condiciones de uso; los dispositivos e instrumentos médicos y los procedimientos clínicos y quirúrgicos. Además presentó doce políticas sustantivas en materia sanitaria y los avances en la Cobertura Universal de Salud.

La reunión estuvo encabezada por Lemus y la presidenta de la Comisión de Salud en el Senado, Silvia Elías de Pérez. Allí, Lemus explicó que uno de los objetivos es lograr "una medicina basada en la evidencia y en la seguridad científica". La creación de la AGNET permitirá establecer "en qué condiciones se usa un medicamento, cuál es la base científica de ese uso y si la solidaridad lo va a cubrir o no.", dijo.

La AGNET es uno de los principales ejes del Plan Nacional de Salud que propuso el ministro desde el inicio de su gestión junto con el fortalecimiento, la extensión y el aseguramiento de la Atención Primaria de Salud y la creación de la Cobertura Universal de Salud a fin de garantizar el acceso de los servicios esenciales de salud a toda la población.

Al describir el escenario mundial en el avance de tecnologías aplicadas a salud el ministro se extendió: "Rige una rapidez en la introducción de nuevas tecnologías y posibilidades de diagnóstico y terapéuticas con un alto interés de la industria y los potenciales usuarios que presionan para que sean introducidas en un uso generalizado sin que sea posible evaluar rigurosamente su impacto clínico real, sus consecuencias bioéticas y su impacto social. Hay una asignatura pendiente con esto".

"Poseemos compromisos internacionales y con el Mercosur por lo tanto nuestra agencia de evaluación debe ser armonizada con sus equivalente en la región. En esta intención la Argentina tiene compromisos firmados.

Pero fundamentalmente nuestro compromiso es con nuestros ciudadanos a los que hay que asegurarles transparencia, equidad y cobertura, así como medicamentos, aparatos, dispositivos y procedimientos que sean seguros, eficaces. Por lo dicho, el proyecto de la AGNET es de enorme importancia ya que es un organismo necesario y fundamental para Argentina", concluyó Lemus.

En este mismo sentido, el ministro también presentó a los senadores algunos detalles sobre la futura implementación de la Cobertura Universal de Salud que permitirá que alrededor de 15 millones de personas sin obra social cuenten con una credencial e historia clínica y puedan recibir atención en el sistema público y acceder a medicamentos.

Como cierre Lemus solicitó: "En conclusión desde el poder ejecutivo les pedimos a ustedes señores senadores que estudien el tema y nosotros podremos explicarles todo lo que sabemos e incluir modificaciones en algunos puntos".

Acompañaron al titular de la cartera sanitaria nacional el jefe de gabinete Enrique Rodríguez Chiantore; el secretario de Relaciones Nacionales e Internacionales, Rubén Nieto; la subsecretaria de Relaciones Institucionales, Miguela Pico; el titular de ANMAT, Carlos Chiale y el superintendente de Servicios de Salud, Luis Alberto Scervino.

Argentina: Avanza un proyecto para prohibir que se pongan marcas en las recetas

Acuerdo en el Congreso
Diputados de las principales fuerzas consensuaron promover el consumo de drogas genéricas, que salen hasta 60% menos. La industria se opone.

El aumento en los medicamentos pega fuerte en el bolsillo. (Fotos Diego Waldmann)
El aumento en los medicamentos pega fuerte en el bolsillo. (Fotos Diego Waldmann)
En la farmacia, cambiar a “segundas marcas” tiene para el bolsillo un efecto más potente que en el súper. La misma droga, en iguales dosis, puede costar hasta 60% menos si es genérica. Por eso, esta tarde, las principales fuerzas políticas acordaron en el Congreso impulsar el uso de estos medicamentos más baratos. ¿Cómo? Prohibiendo la mención de marcas en las recetas.
La ley 25.649, de 2002, había ordenado que toda prescripción médica incluyera el nombre genérico del remedio y había permitido que los médicos sugirieran un nombre comercial.
Pero el cumplimiento fue escaso. “Cerca del 40% de las recetas vienen con una marca únicamente y varias coberturas médicas no aceptan que se hagan cambios”, contó Claudio Ucchino, titular del Colegio de Farmacéuticos porteño.
Según datos de la Cámara de Productores de Genéricos, en Argentina hoy estas opciones representan menos del 10% del mercado, contra más de un 60% en Estados Unidos, Canadá y Francia.
Frente a esto, la diputada Ana Carolina Gaillard (FPV) presentó en marzo un proyecto de ley para impulsar el consumo de los genéricos. Y hoy, en la comisión de Salud, Cambiemos y el Frente Renovador comprometieron su apoyo, como parte de una futura reforma integral para el sector.
Aumento medicamentos. fotos Diego Waldmann
Aumento medicamentos. fotos Diego Waldmann

¿Qué propone la iniciativa en debate? 
Principalmente, que las recetas sólo puedan contener el nombre genérico. Y que, en caso de tener una marca, queden de inmediato invalidadas “para realizar el expendio” y para ser pagadas por las obras sociales, prepagas y organismos estatales.

Llegamos a un acuerdo y vamos a apoyar porque nos parece buena idea”, confirmó Sergio Wisky, diputado del PRO. “Pero queremos que integre una política de medicamentos más amplia”, agregó.

Por lo pronto, quedaron en convocar a expertos médicos y de la industria a una audiencia que se celebrará, según estiman, en dos o tres semanas.
“Vemos bien que se dé más opciones a la gente, y al farmacéutico la potestad de mostrarle distintas opciones”, indicó Ucchino.

Del otro lado, en la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME), plantearon que la ley actual ya “permite la libre elección” y que “la marca es información valiosa para los pacientes”, que así “pueden saber quién respalda un medicamento”. Afirmaron además que en la Argentina “no se han instrumentado mecanismos que aseguren la intercambiabilidad”. Es decir, que los genéricos tengan “los mismos efectos terapéuticos” que los de primeras marcas.
original en
http://www.clarin.com/sociedad/Avanza-proyecto-prohibir-pongan-recetas_0_1637236434.html

Grandes farmacéuticas siguen teniendo utilidades a pesar del vencimiento de patentes

farmaceutica
Un análisis del Financial Times grafica esta situación que le genera a la industria miles de millones de dólares en venta de medicamentos. Sólo el olvidado Prozac le dio US$ 35 millones a Eli Lilly en el primer semestre de este año.

 Según un análisis elaborado por Financial Times, las grandes farmacéuticas están obteniendo miles de millones de dólares en utilidades, a pesar de tener patentes vencidas de medicamentos, los cuales siguen siendo un negocio redondo. Quizá hasta más redondo.

En octubre del año pasado, el ejecutivo farmacéutico, Martin Shkreli, provocó una protesta a nivel internacional por subir el precio de un fármaco que se administra a enfermos de sida. El incremento fue de 5.000%. Esto generó que muchos inversionistas comenzaran a preocuparse de si esto generaría una política de control de precios como ocurre en Europa.

Las acciones farmacéuticas comenzaron una gran caída, en tanto Ian Read, ejecutivo de Pfizer, intentó tranquilizar a sus accionistas, recordando que la industria era la única con obsolescencia incorporada en sus productos. Esto, ya que una vez que expira una patente, el precio de un medicamento puede bajar mucho debido a que el fabricante pierde el derecho exclusivo a vender ese producto. A raíz de esto, las farmacéuticas señalan que esa es la razón que tiene para cobrar precios tan altos, para cubrir los costos de descubrimiento de una droga y traerla al mercado, en un proceso que puede durar hasta 10 años. En promedio pueden gastar US$ 2.600 millones por cada medicina, según el Centro Tufts para el Estudio del Desarrollo de Drogas, en Boston.

De todas formas, las compañías farmacéuticas siguen obteniendo grandes ganancias por venta de medicamentos donde ya no tienen la patente, según Financial Times. En la práctica los siguen vendiendo a precios altísimos, a pesar de que existen fármacos genéricos, de fácil acceso para las personas. ¿Por qué los pacientes pagan mucho más por algo que podrían conseguir más barato? Por ignorancia, por poder y/o adhesión a la marca, porque es lo que les receta su médico, porque creen que el original es mejor, etc. 

El costo no siempre es la variable de ajuste, en especial en temas de salud, donde las personas prefieren empobrecerse si creen que eso los llevará a curarse o sentirse mejor. 
Cabe señalar que estas prácticas no son ilegales, pero según los críticos atentan contra el pacto entre las farmacéuticas y los pacientes, ya que sólo debiera tener precios altos para medicamentos innovadores. Esta es una práctica regularizada en la industria. En los primeros seis meses de 2016, Pfizer obtuvo US$ 2.000 millones en ingresos en Estados Unidos de sus productos establecidos, donde vende medicamentos de marca sin patentes.

Las diferencias de precio entre los fármacos de marca y los genéricos pueden ser muy grandes. Ocurre por ejemplo en el caso de Lipitor de Pfizer, que puede llegar a costar US$ 10 para una píldora de 20 mg, mientras que el genérico cuesta sólo US$0,6 centavos, según datos del gobierno de Estados Unidos. En algunos casos, los medicamentos ya son muy antiguos, como en el caso de Eli Lilly, que descubrió el antidepresivo Prozac en 1987 y los genéricos ya tienen más de 15 años en el mecado. Sin embargo, la compañía vendió US$ 35 millones en la primera mitad del año.

Entervistado por el Financial Times, el doctor Peter Bach, director de la unidad política de salud del Memorial Sloan Kettering de Nueva York, plantea que frenar el envejecimiento de los fármacos de marca en relaciones a versiones más baratas, socava la industria.“Ellos dicen a los elaboradores de las políticas que los medicamentos pueden costar mucho, que hay este reloj de arena, y en el momento en que expira a continuación los medicamentos se vuelven súper baratos, y luego se da un gran beneficio social para todos los tiempos”, afirma Bach. “Pero, en realidad, todo el tiempo se están propagando rumores sobre la eficacia y seguridad de los medicamentos genéricos.”


Ocurre porque, para los laboratorios, la tentación es mucha: por cada unidad que venden, la investigación y desarrollo ya fueron amortizadas hace mucho tiempo. Es ganancia 100%. Así, las farmacéuticas habrán perdido la patente, pero estrujan el limón al máximo hasta el final

original en http://clustersalud.americaeconomia.com/grandes-farmaceuticas-siguen-utilidades-pesar-del-vencimiento-patentes/

viernes, 19 de agosto de 2016

La suerte del TPP se juega en Estados Unidos

Martin Khor, 19 de agosto de 2016 - No. 273 - Año 2016


El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) debía entrar en vigor dentro de dos años, pero ahora crece la incertidumbre en cuanto a que el controvertido acuerdo vea la luz algún día. Lo que resulta irónico es que el artífice de su ruina sea finalmente quien lideró el proceso de negociaciones.

En efecto, el TPP se ha convertido en uno de los temas más candentes del proceso electoral en Estados Unidos.
La oposición al TPP está en el centro de la campaña de Donald Trump, Bernie Sanders sostuvo “Tenemos que liquidar este TLC irrestricto que nos costaría casi medio millón de puestos de trabajo” y en un drástico cambio de posición respecto a cuando era Secretaria de Estado, Hillary Clinton también se pronunció en contra. Para contrarrestar las sospechas de que volvería a cambiar de posición en caso de llegar a la Presidencia, subrayó: “Estoy en contra del TPP, y eso significa que lo estoy antes y lo estaré después de las elecciones”.
Otros dos actores que decidirán el destino del TPP son el presidente Barack Obama y el Congreso.
Obama, principal impulsor del TPP, debe lograr que sea ratificado por el Congreso en la sesión saliente, posterior a las elecciones del 8 de noviembre y antes de mediados de enero de 2017 (conocida como “pato cojo”). El año pasado se aprobó un proyecto de ley que daba autoridad de vía rápida al presidente con una escasa mayoría, pero algunos de quienes la votaron ya adelantaron que no votarán a favor del TPP.
La mayoría de los demócratas se manifestaron en contra del TPP, entre ellos el senador Tim Kaine, compañero de fórmula de Clinton, y la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelossi.
También los republicanos han expresado su oposición. El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, dijo que la campaña electoral había generado un clima político que hace prácticamente imposible aprobar el TPP en una sesión saliente y el vocero de los republicanos, Paul D. Ryan, quien ayudó a redactar el proyecto de ley de vía rápida, manifestó que no ve razones válidas para poner el TPP a votación en la sesión saliente, porque “no tenemos los votos”.
Obama podría también volver a negociar cláusulas específicas del TPP para apaciguar al Congreso, pero esta opción sería inaceptable para los demás países, como ya dejaron en claro Canadá, Japón, Malasia y Singapur.

¿Qué sucede si el Congreso de Estados Unidos no adopta el TPP durante la sesión saliente? 

En teoría, un nuevo presidente puede tratar de conseguir que el Congreso lo apruebe en el próximo año, pero la probabilidad de que esto ocurra es muy baja.
Por este motivo, si el TPP no se aprueba en la sesión saliente del Congreso, probablemente deba ser descartado para siempre. Esto sería una clara señal de las variantes de la opinión pública sobre los beneficios de los acuerdos de libre comercio, al menos en Estados Unidos, pionero en esta materia de los modernos y amplios TLC.

Martin Khor es director ejecutivo del Centro del Sur.

Publicado: 19 de agosto de 2016 - No. 273 - Año 2016 

http://agendaglobal.redtercermundo.org.uy/2016/08/17/tpp-estados-unidos/